Opiniones

Ofrezca una tarjeta de regalo

  

Sacos

Filtros activos

Sacos para el bebé

Los sacos de paseo son claves para mantener abrigado y protegido al bebé durante los primeros meses de vida. Dentro de los sacos, el bebé estará cómodo ya sea dentro de una cuna, capazo o silla de paseo. Aquí puedes encontrar diferentes tipos de sacos para tu bebé. Con ellos, estará protegido incluso para pasear a tu bebé bajo la lluvia.

Tipos de sacos para bebé

Saco universal

Son aquellos sacos, independientemente de si es de capazo, de silla de paseo o grupo 0, que sirve para todos los tipos de sillas o capazos. Esto se debe a que algunos sacos vienen diseñados para un tipo de silla o capazo determinado. Si revisas nuestro catálogo verás que casi la totalidad de nuestros sacos son universales.

Sacos para capazo

Estos son los sacos que se introducen en el capazo del bebé. A pesar de que están pensados para proteger al bebé del frío del invierno y de las lluvias, también hay sacos para estaciones más calurosas como primavera y verano. Estos sacos pueden venir con capucha y sin ella. Lo importante es garantizar la calidez y la comodidad del bebé en lo que vendría siendo su cuna portátil. Al igual que el capazo, son de los primeros sacos en usarse.

Saco para bebés grupo 0

Por lo general, puedes usarlos en todos los coches, capazos y portabebés. O sea, casi siempre son universales debido a la paridad de tallas en ese tiempo. Los puedes encontrar con capota, como los de MiCochecito y sin capota.

Sacos para sillas de paseo

Son sacos para bebés más grandes, aquellos que son aptos para andar en la silla de paseo. Estos son los sacos que más utilizarás, debido al rango de edades para los que están pensados. Algunos de estos sacos para sillas de paseo tienen la misma cualidad de los de capazo, ya que, a pesar de estar pensados para el frío del invierno, pueden también ser usados en verano y primavera. A los de estas épocas, se les puede extraer el cubrepies y utilizar solo la colchoneta.

Por lo general, los sacos para sillas de paseo convencionales solo tienen una abertura. Sin embargo, como podrás apreciar en nuestra tienda, también hay de los que tienen cremalleras, velcro entre otros cierres para poder acomodar más fácil al bebé dentro del saco.

¿Qué deben tener los sacos para bebés?

Lo primero que debe tener un saco para bebé es algodón o lana. Los sacos pueden ser de varios materiales al mismo tiempo, pero solo la lana y el algodón brindan el calor necesario y al mismo tiempo son materiales naturales. Por lo tanto, no le causarán alergias al bebé.

Todos deben cumplir con las normas de seguridad de la Unión Europea.

Aunque tenga capota, siempre debe quedar libre la zona de la carita del bebé.

Debe tener las indicaciones de uso y de lavado.

¿Cómo elegir un saco para bebés?

Medidas de los sacos del bebé

Lo primero que hay que mirar son las medidas. Debes tener bien claras las medidas de tu bebé o la edad, para que busques en los tipos de sacos. Si tu bebé es recién nacido, solo te servirán los sacos para capazo. Pero, si ya tiene más de seis meses, entonces tendrás que ver bien las medidas de los sacos para ver cuál se ajusta más al tu hijo.

¿Son permeable los sacos para bebé?

Ya sabes qué medidas debe tener el saco y qué tipo quieres. Otro aspecto a tener en cuenta para elegir el saco es la permeabilidad. Es posible que quieras sacar a pasear a tu bebé bajo la lluvia, o que vivas en zonas donde llueva frecuentemente o haya mucho frío. En todos estos casos, si escoger un saco que sea impermeable va a marcar una gran diferencia. El saco lo protegerá tanto de la lluvia y la humedad como del viento. Hay diferentes tipos de materiales impermeables, así como diferentes niveles de permeabilidad. Todo depende de los materiales con los que esté confeccionado el saco.

Los materiales de los sacos para bebé.

Los materiales deben ser de primera calidad. Ellos deben estar correctamente preparados y terminados. No deben contener químicos dañinos y ser hipoalergénicos. En dependencia de los acabados y los materiales dependerá el valor del saco del bebé. Normalmente los de algodón suelen ser más baratos que los que tienen otros materiales más caros como el poliéster y el lino. Eso no quiere decir que los de algodón completo sean de mejor o peor calidad. Nada que ver. Sencillamente, tienen otras propiedades.

El algodón brinda calor y suavidad. Mientras que el poliéster es más impermeable y elástico. El lino es más transpirable, fresco y menos elástico que el algodón y el impermeable. De este modo, cada material utilizado le aporta sus cualidades al saco.

¿Cuáles materiales escoger? Aquel que cumpla la mayor parte de tus expectativas.

¿Para qué temperaturas, climas y estaciones están diseñados?

Esta tiene que ver mucho con los materiales. ¿Aquellos sacos que tengan mayor proporción de algodón que de poliéster son más calurosos para el bebé? No necesariamente. Por lógica deben serlo. Sin embargo, si estás en un lugar con mucho viento, este se podrá colar entre el algodón.

Más o menos depende del punto con el que esté cocido. Sin embargo, si tiene una capa de poliéster, este hará de capa térmica que no permitirá que el viento frío pase ni el calor del interior escape.

Del mismo modo, aquellos hechos con lino y algodón serán más transpirables y acumularán menos humedad. Ideales para épocas menos frías.

Y por último:

Cierres, terminaciones y valores agregados

Los terminados son más estéticos que útiles. Aunque nunca se puede negar la utilidad de la estética. Un saco con colores bonitos, agradables a la vista, siempre viene muy bien. La estética es la carta de presentación. Aquí pueden observar que todos los sacos elegidos para usted, tienen los mejores acabados que pueda imaginar.

Los cierres pueden ser de varios tipos: laterales, superiores o por los pies. Estos, a su vez, pueden ser de cremalleras, velcro, botones o hebillas. Cada posición del cierre tiene sus ventajas propias. Sin embargo, las que facilita más la colocación del bebé, son los cierres superiores.

Y, en cuanto a los valores agregados, puedes encontrar aquellas características especiales de cada saco para bebé. Están los sacos universales, como ya explicamos; los sacos 2, 3 y 4 en 1. Estos son los que, en dependencia del diseño, pueden funcionar como Colchón adicional al capazo, funda para la silla, saco para abrigar al bebé y colcha. Estos sacos pueden dividirse en estas piezas y funcionar independientes.

Otos valores agregados pueden ser las capotas, espaldas deslizantes, facilidad de lavados, fijación a la silla, coche o el capazo, entre otros más.

¿Cuál elegir? Revisa nuestro catálogo y busca cuál se ajusta más a tus necesidades.