Opiniones

Ofrezca una tarjeta de regalo

  

Parques de bebé

Filtros activos

Parques para bebé

Al igual que las tronas, biberones, esterilizadores, cunas, coches, capazos o sillas de paseo para bebé, los parques son accesorios indispensables para los padres. ¿En qué otro lugar estará más seguro mientras juega o está despierto? No puedes ir al baño, cocinar, trabajar o sencillamente, dormir con el bebé encima todo el tiempo. Tampoco puedes tenerlo en la cuna eternamente. De ahí la importancia y utilidad del parque para bebé.

¿Qué es un parque de juegos para bebé?

Un parque para bebé, o como se le conoce en algunos países, un corralito infantil, es un área de juego cerrada para que los niños puedan jugar sin necesidad de estar bajo supervisión constante. Vendría siendo la versión portátil del parque de juegos al aire libre. Se trata de un espacio delimitado exclusivo para él, donde puede jugar tranquilamente con sus juguetes, observar lo que ocurre a su alrededor y comenzar a valerse por sí mismo. Es un accesorio apto para bebés a partir de los 6 meses de edad; tiempo cuando comienzan a sentarse y gatear por sí solos. Algunos, incluso intentan levantarse.

Principales ventajas de los parques para bebé

Seguridad. A diferencia de la hamaca o el gimnasio para bebé, no hay posibilidad alguna de que el bebé sufra daño en el parque. El suelo es acolchado; incluso, algunos tienen colchones más anchos. Además, las paredes son de malla para que amortiguar el peso del niño si se cae. También, para que no se golpee en el rostro ni se lo arañe.

Versatilidad. El parque para bebé, además de servir de terreno de juegos y de estimulación sensorial, también funciona como sitio para dormir la siesta. Además, los que permiten hasta dos o más bebés, son zonas de interacción social.

Para los papás son de gran utilidad, ya que pueden dejar a los hijos con tranquilidad mientras realizan otras actividades en el hogar. Actividades de higiene personal, necesidades, alimentación, atender una visita, e incluso, descansar un rato.

El parque es el lugar ideal para que el bebé para que tu bebé explore su entorno, de sus primeros paseos por sí solo e interactúe con otros adultos o bebés en total seguridad. Puedes verlo como un adiestramiento para cuando lo lleves a un parque infantil convencional.

Debido a que su peso promedio ronda los 15 kg, y la mayoría tiene ruedas, puedes colocar el parque en cualquier habitación de la casa o en exteriores. Los puedes, incluso, plegar o desmontar para transportarlos cuando salgan de viaje o paseo.

Algunos modelos son adaptativos. Eso quiere decir que puedes quitar o agregarles partes y piezas para hacerlos más pequeños o grandes, en dependencia del espacio que tengas.

Beneficios del parque para el bebé

  • Desarrollo psicomotor. Al tener espacio libre para moverse, el bebé comenzará a gatear, sentarse y pararse con ayuda de las paredes del parque. Esto estimulará y fortalecerá sus músculos y servirá de ejercicio.
  • Independencia. A pesar de que el bebé estará en un espacio cerrado, el parque es lo suficientemente grande para él, como para que pueda moverse y actuar con total libertad en su interior. Esta sensación de independencia es vital para desarrollar su autonomía e imaginación.
  • Ejercicio físico. Al poder y querer estar en movimiento, esto evitará que su hijo se vuelva sedentario. El bebé realizará ejercicio físico sin proponérselo. Esto repercutirá favorablemente en su salud y desarrollo de la personalidad.
  • Desarrollo cognitivo e imaginativo. Al tener la posibilidad de jugar y compartir espacio con juguetes, figuras y hasta otros niños, sus sentidos y habilidades se desarrollarán de mejor manera. Además, el cerebro se desarrollará al utilizar su imaginación para inventar y analizar juegos. El juego es esencial para el desarrollo correcto del cerebro.

Diferentes tipos principales de parques para bebé

Rectangular o cuadrado

Es un parque para bebé con base resistente, pero acolchada de estructura metálica o plástica con paredes de malla.

Barras de seguridad o paneles modulares

Algunos parques infantiles están conformados por barreras de seguridad o paneles modulares, que permite cerrarlo o abrirlo.

A otros se les puede agregar o quitar partes para hacerlos del tamaño como queremos.

Estos últimos, generalmente no tienen base, lo que permite colocarlos en cualquier lugar de la casa o incluso al aire libre en el césped. Siempre se debe añadir una colchoneta o alfombra para que el bebé tenga una base acolchada.

Cuna-parque infantil

Funciona como cuna de viaje y como parque infantil. Es muy similar al parque rectangular, con una base cómoda para que el bebé pueda echarse a dormir y espacio suficiente para que pueda jugar un rato. En general, estos parques son más pequeños que los modelos anteriores. Además, se puede plegar fácilmente, por lo que es ideal para llevárselo de viaje.

¿Cómo elegir el parque para bebé?

A la hora de elegir un parque para bebé, hay que tener en cuenta algunos aspectos esenciales:

  • La seguridad. Es la principal característica a buscar en un parque para bebé. Un parque debe ser seguro para poder disfrutar de todos los beneficios antes mencionados. La estructura debe ser sólida y estable para soportar el peso del bebé y el movimiento. Y al mismo tiempo, debe ser acolchada y con una malla fuerte, pero suave. El parque debe ser ventilado y permitir el contacto visual con tu bebé en todo momento.
  • Multiusos. El parque debe poder utilizarse como lo que es. Sin embargo, sería muy provechoso poder contar con un parque que pueda utilizarse como cuna de viaje, como los que puede encontrar aquí, en la tienda online de MiCochecito. De hecho, algunos incluyen un cambiador. También deben ser aptos para viajar a la playa o a cualquier paseo con tu bebé y familia.
  • El peso del bebé. Los parques rectangulares o cuadrados y los cuna-parque de bebé, están preparados para soportar pesos máximos determinados. Lo contrario sucede con los parques de barras o paneles modulares, los cuales no tienen un peso máximo de carga.
  • Tamaño. Mientras más amplio sea el parque, durante más tiempo podrás tener al bebé en él. Sin embargo, ocupará más espacio y pesará más.
  • ¿Plegable? Esta es una cualidad muy útil para recuperar espacio mientras no se utilice o para viajar.
  • Ruedas. Un parque con ruedas será más cómodo para trasladar al bebé, que uno al que tengas que cargar o desmantelar.
  • Colchón. Asegúrate de que tu bebé duerma y se desenvuelva sobre un colchón cómodo.
  • Lavable. Si las partes del parque son desenfundables, se podrán lavar más fácil. Si no, de todos modos deben ser lavables.

Medidas de seguridad del parque para bebé

Debe cumplir las certificaciones europeas EN 12227:2010. Entre esas medidas, están las siguientes:

  • La base y protectores del parque de bebé, deben estar acolchados y forrados.
  • El suelo debe ser estable y cubierto con una capa de espuma forrada.
  • El parque debe tener la altura suficiente para que el bebé no se caiga afuera.
  • Si el parque tiene ruedas, debe tener frenos.
  • El bebé debe ser visible desde todos los ángulos.
  • El parque debe tener asas para que el bebé se agarre y pueda ponerse de pie solo. Esto no es necesario para las cunas-parque.
  • El tamaño de los agujeros de la malla debe cumplir las medidas establecidas para que el bebé no se quede atrapado.