Opiniones

Ofrezca una tarjeta de regalo

  

Mochilas portabebé

Filtros activos

Mochilas portabebés

Si has elegido portear a tu hijo o hija, es necesario que puedas escoger correctamente la mochila portabebés que les acompañará día tras día. En MiCochecito, te ofrecemos los mejores modelos y marcas del mercado. Pero también entendemos que, entre tantas opciones, la elección se hace mucho más difícil.

Por esta razón, hoy queremos ayudarte a escoger esa mochila portabebés ideal para ti. Ello no sin antes darte a conocer todo lo que necesitas saber sobre estas, para qué tanto tú y tu bebé se sientan realmente cómodos.

¿Cómo usar correctamente una mochila portabebés?

Lo primero que debes saber sobre las mochilas portabebés es cómo utilizarlas correctamente. Conforme a los especialistas en traumatología infantil, la mochila portabebés que escojas debe ofrecer la posición más correcta para su cadera al pequeño.

Recuerda que un bebé, tras su nacimiento, coloca las piernas en una postura bastante similar a la que tenía dentro del útero de su madre. Esta posición era en separación, flexión y rotación externa, lo que comúnmente se conoce como posición de ranita.

Cuando el bebé está en esa posición, puede realizar movimientos continuos de pataleo que estimulan el correcto desarrollo de la cadera. Y así, progresivamente, irá ganando una movilidad completa.

Postura adecuada del bebé

Debido a esto, afirmamos que la mejor postura dentro de una mochila portabebés debe ser la abducción o separación de las piernas, pero que a la vez tenga toda la libertad de movimiento para que el bebé pueda flexionar, extender y rotar sus caderas. De este modo, estarás asegurando el desarrollo muscular y articular correcto para tu hijo o hija.

Con la postura adecuada, que no debe ser ni muy abierta ni muy cerrada, el bebé se sentirá completamente cómodo. Cuando le obligamos a mantener una postura de piernas juntas por horas, estamos obstaculizando el desarrollo correcto de su pelvis, a la vez que le exponemos al riesgo de sufrir displasia.

Si, por el contrario, la mochila portabebés le exige al bebé una postura de piernas muy separadas y en flexión de caderas, su circulación se ve comprometida y hasta pudiera provocar necrosis de la cabeza femoral. Ello sin contar con que esta postura no favorece el desarrollo esférico de dicha cabeza femoral.

En resumen, la posición apropiada para un bebé debe ser la siguiente:

  • piernas flexionadas en un ángulo aproximado de 120°
  • extensión de las piernas en un ángulo de 30-45° aproximadamente
  • articulación de la cadera orientada hacia delante
  • rodillas a la altura del ombligo.

¿Qué hay de la postura vertical...?

Por otra parte, hay quienes consideran que la postura en vertical pudiera ser perjudicial para el niño. Pero en realidad no existe un verdadero riesgo de lesiones musculares, articulares u óseas cuando se adopta una posición en vertical para el bebé.

Aun así, debes considerar que ningún niño pequeño es capaz de sostener su cabeza o tronco por sí mismo. Por tanto, es responsabilidad del padre prever la posición que su hijo adoptará para que este pueda respirar correctamente, mientras que su columna y cabeza están completamente protegidas.

Esta postura debe mantenerse especialmente durante los primeros 9 meses de vida del bebé, ya que sus músculos todavía son muy sensibles durante ese tiempo. De esta manera, la carga se distribuye de manera uniforme por las articulaciones y las caderas y el cartílago pueden desarrollarse correctamente

Además, debes considerar variar la posición del bebé y dónde lo colocas. En el caso de las mochilas portabebés, es necesario que estas ofrezcan el confort y el soporte que tu niño necesita para mover su cabeza con libertad. Cuando las mochilas son poco mullidas y mantienen la cabeza en una sola posición, pueden provocar cierto moldeo de los huesos del cráneo.

¿Cuál es el mejor portabebés para recién nacidos?

Una de las preguntas más frecuentes entre quienes han decidido portear a sus hijos es: ¿cuál es el mejor portabebés para recién nacidos? Así que, si has decidido llevar contigo a tu niño en un portabebés, necesitas saber que no todas las mochilas son adecuadas para tu recién nacido.

De hecho, la mayoría de estas son recomendadas para niños mayores de 6 meses, ya que estos pueden sostener la cabeza y el tronco por sí mismos a partir de esa edad. No obstante, hay portabebés que sí se consideran adecuados para recién nacidos.

Por ejemplo, los modelos híbridos, que combinan mochila y fular son una excelente opción para estos casos. Podrás usarlos desde el nacimiento hasta que cumpla 12 meses aproximadamente, ya que estos modelos son evolutivos regularmente. Y se puede decir que son igualmente útiles las bandoleras, los fulares y los Mei tai.

Lo que debes observar es que la mochila que escojas tenga un panel completamente ajustable. Así tendrás la certeza de que es completamente apta para tu recién nacido.

¿Cómo saber si una mochila portabebés es ergonómica?

Cualquiera sea la edad de tu bebé, es sumamente importante que escojas para él una mochila portabebés ergonómica. Pues solo estas le darán todo el confort que realmente necesitan durante el porteo.

En primer lugar, deberás asegurarte que el panel de la mochila llegue de corva a corva de las piernas del bebé desde detrás de sus rodillas. Las piernas deben quedar por fuera. De igual modo, dicho panel debe sujetar la cabeza del bebé por detrás, sin cubrirla por completo. Esto te permitirá observar la posición del bebé y monitorear que mantenga la correcta.

Además, las mochilas portabebés ergonómicas se deben poder ajustar a la anatomía de tu bebé completamente y punto por punto. Es decir, deben adaptarse a la posición natural de tu pequeño. Recuerda que aquellas mochilas cuyos paneles son muy rígidos, o muy acolchados, obligan al niño a tomar una postura forzada sin respetar la curvatura natural de su espalda.

Asimismo, el material con que han sido elaboradas las mochilas portabebés ergonómicas es igualmente relevante. Este material debe ser lo suficiente flexible y transpirable como para adaptarse a la fisionomía de tu bebe. Por ejemplo, el algodón, el elastano, el cáñamo o el bambú o una combinación de estas telas.

En fin, tu bebé necesita lo mejor. Y lo mejor debe mantenerlo protegido a lo largo de su desarrollo. Cada uno de nuestros modelos te ofrece lo que tu hijo necesita y podrás adquirirlo de la manera más sencilla y sin salir de casa en nuestra tienda online para bebés.