Saltar al contenido

Comprar trona al bebé. ¿Qué tener en cuenta?

28 de marzo de 2021
Tronas bebé

Cuando el bebé crece y ya puede ingerir alimento sólido, es hora de buscar una manera de que esté cómodo mientras está sentado comiéndose su papilla o el puré. Y la mejor opción son las tronas para bebé. Se trata básicamente de sillas con bandejas sobre las cuales el niño puede no solamente comer, sino hacer otras cosas como jugar o pintar, según el modelo de trona que le compres.

De esa forma, puedes darle la comida con facilidad y hasta lo puedes ayudar a que aprenda a comer solo. Además, al sentarlo en una trona de bebé, ya puede comer con el resto de la familia, lo que es muy bueno para su desarrollo afectivo y, al mismo tiempo, te hace la vida mucho más sencilla, ya que pueden comer juntos al mismo tiempo.

Pero no es bueno comprar tronas de bebé de segunda mano ni de calidad sospechosa, ya que podrían resultar peligrosas para tu bebé, o simplemente incómodas. Así que lo mejor es comprar una que esté nueva, y que además tenga las características adecuadas.

Características de las tronas de bebé

 

Características de las tronas de bebé

Como puedes imaginar, no todas las tronas de bebé son iguales. Solo en nuestra tienda verás una gran variedad de modelos diferentes, cada uno con sus propias características y funciones especiales, igual que sucede con los muchos tipos de cunas para bebé que existen.

Por eso, si quieres elegir la adecuada para tu peque, tienes que empaparte un poco con el tema. Veamos qué características debes contemplar a la hora de comprar:

    • Fija / plegable. Las tronas de bebé pueden ser fijas o plegables. Las primeras son más seguras, pero también ocupan más espacio, y son difíciles de transportar. En cuanto a las segundas, tienes que asegurarte de comprar un modelo de excelente calidad para que tu niño esté 100% seguro, pero tiene la gran ventaja de que, al ser plegables, se pueden guardar en cualquier rincón y transportarlas en coche.
    • Regulable. Una característica que tienen algunos modelos de tronas de bebé, es que son regulables. ¿Qué significa esto? Que puedes ajustar la altura del asiento para que se adapte a la necesidad puntual que tenga el niño en ese momento. Esto permite además que pueda ser utilizada como silla.
    • Respaldo reclinable. Las tronas con respaldo reclinable están diseñadas para que el bebé pueda estar más cómodo y descansar. Sin embargo, te aconsejamos que solo por un rato. Para dormir, siempre una cuna, ya que las tronas no brindan ni el espacio ni la libertad de movimientos que necesita el niño para dormir cómodo y profundo.
    • Transformable. Como ya vimos en el apartado anterior, hay tronas que pueden convertirse en silla, y otras que también pueden servir como silla con escritorio para que el peque juegue, dibuje o haga cualquier otra cosa después de comer.
    • Evolutiva. Por último, te menciono un tipo muy especial de tronas: las evolutivas. Son aquellas que se adaptan al crecimiento del niño, así que duran mucho tiempo y hasta pueden ser utilizadas como silla por varios años más. Pero también son más caras. De todo esto hablaremos más adelante.

 

Cuáles son las mejores tronas de bebé

¿Cuáles son las mejores tronas de bebé?

Ahora queremos hablarte de las mejores tronas de bebé. Como ya vimos, las hay de muchos tipos diferentes, cada uno con sus propias características y funcionalidades.

¿Cuáles son las mejores entonces? Todo depende de tus posibilidades y las necesidades del pequeño.

Trona fija

Ya vimos que las tronas fijas ocupan más espacio y no son muy fáciles de transportar, ya que no se pueden plegar. De hecho, su diseño es bastante elemental, ya que son las tronas clásicas de toda la vida (lo que no quita que las encuentres muy bonitas).

Por tal motivo, también son las más baratas. Pero esto podría ser un inconveniente, puesto que, en unos meses cuando el bebé haya crecido, tendrás que comprar una nueva. Así que, si lo que buscas es una que dure muchos años, no es recomendable que sea fija. En cambio, si buscas tronas de bebé baratas, son las adecuadas para ti.

Trona regulable o de tijera

Estas tronas tienen dos características muy especiales: son regulables y reclinables. Así que puedes ajustar tanto la altura del asiento como la inclinación del respaldo, para que el bebé esté más cómodo y seguro a la hora de comer, y pueda tomar una siesta luego sin que lo tengas que mover del lugar.

Y, por si fuera poco, también las hay plegables. O sea que podrás transportarlas y guardarlas con facilidad y en prácticamente cualquier sitio. Si a ellos sumas que duran hasta por lo menos los tres años, estamos hablando aquí de una de las mejores tronas de bebé que puedes comprarle a tu niño. Eso sí, siempre ten cuidado de instalarla bien para garantizar su estabilidad.

Trona convertible

Son las que se pueden convertir en silla con escritorio para que el niño coma, pinte, juegue, lea y haga otras cosas. Además, gracias a sus características y los materiales en que están fabricadas, tienen una larga vida útil: 3 – 6 años.

El único inconveniente es que son más caras que las fijas o las de tijeras, y pueden resultar algo incómodas para el peque. Y puede que no resulten el tipo de tronas más atractivas, aunque esto último depende de tus gustos.

Trona evolutiva

En nuestra opinión, son las mejores tronas de bebé, aunque también las más caras. Fabricadas generalmente en madera, se adaptan a la perfección al crecimiento y desarrollo del niño, por lo que duran muchos años sin perder en confort y seguridad. Además, cuentan con respaldo reclinable y en muchos casos con sujetapies, por lo que son muy cómodas y luego de comer no tendrás que perder la cabeza tratando de hacer que el bebé se duerma, porque estará muy relajado.

Trona acoplable

Son algo así como tronas de viaje. Son inflables, cosa que las hace muy ligeras, compactas y fáciles de transportar. Además, el asiento tiene un arnés para ser colocado sobre una silla convencional junto a la mesa. Así que son las mejores tronas para llevar a tu bebé a la cafetería, restaurante o a casa de familiares y amigos. Aunque debes saber que hay tronas que no son acoplables pero sí de viaje: las tronas portátiles.

Eso sí, no soportan mucho peso (no más de 15 kilos), y si compras una tienes que fijarte bien en que tenga un buen seguro, porque de lo contrario el peque la podrá volcar. Fuera de esta precaución, puedes llevar a tu niño a cualquier parte y darle de comer con total seguridad.

Ahora que sabes todo lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir una trona de bebé que garantice su confort y comodidad durante las comidas, no pierdas tiempo y compra ya la más adecuada para tu niño. Y no dejes de compartir este post en las redes sociales, o dejarnos un comentario con cualquier duda, opinión o experiencia que tengas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog Mi cochecito