Opiniones

Tronas

Filtros activos

Tronas para bebé

A partir de los seis meses, tu niño necesitará una trona para comer. Si ya es hora de comprársela o tu instinto previsor te dice que la busques desde ya para cuando sea necesario estrenarla, has llegado al lugar perfecto. 

En MiCochecito.es, ponemos en tus manos una gran variedad de modelos de tronas. Todas ellas, provenientes de las mejores marcas y disponibles en nuestra tienda al precio ideal. Así que no dejes de explorar nuestro catálogo y comprar la trona perfecta para el amor de tu vida.

¿Qué son las tronas para bebé?

Desde el momento en que el pequeño ya puede consumir alimento sólido, es necesario un mueble que le permita comer con facilidad mientras está sentado, sobre todo cuando se trata de papillas y purés. Y, para que esto sea posible, están las tronas para bebé. Se trata básicamente de sillas para bebé con bandeja, diseñadas para garantizar el mayor confort y seguridad durante las comidas.

Estas sillas te permitirán darle la comida sin preocuparte de que se caiga o se de un cabezazo, y ello sin tener que sujetarlo. Además, el bebé puede comer junto con la familia y, con el tiempo, aprender a llevarse el alimento a la boca sin tu ayuda, conforme va creciendo. Y, cuando termine de comer, puede utilizar la bandeja para jugar o pintar mientras comes tú.

Como ves, se trata de un accesorio imprescindible si tienes un niño en sus primeros meses o años de vida. Pero ten en cuenta que el uso de las tronas para bebés no se recomiendan hasta los 6 meses de vida. O, para ser más exactos, hasta que el peque sea capaz de mantenerse sentado sin ayuda de alguien más, lo que en algunos casos puede tardar más.

Lo mejor de todo es que, en dependencia del modelo, la trona puede ser útil hasta que tenga 3 años e incluso más. De hecho, hay tipos de tronas que, una vez dejan de servir como tal, pueden ser utilizadas como silla e incluso como escritorio para que el niño pinte, dibuje y lea. Alguno incluso sirven hasta la avanzada edad de 6 años.

Ahora bien, debido a la gran variedad de modelos y formatos de tronas, es posible que te sea difícil elegir la adecuada para tu niño. Por eso, a continuación te explicaremos cuáles son los principales tipos de trona para bebé, cuáles son sus características, y qué ventajas o inconvenientes tienen.

Tipos de trona para bebé

Trona fija

Las tronas fijas son las más baratas, ya que cuentan con un diseño bastante elemental y ocupan menos espacio. El único inconveniente es que no se adaptan al crecimiento del bebé, así que tendrás que comprar otra de mayor tamaño en unos meses. Eso sí, el bebé podrá compartir la mesas con los demás miembros de la familia, gracias a la bandeja extraíble.

Trona plegable

También conocidas como tronas regulables o de tijera, son las que permiten regular tanto la altura del asiento como la inclinación del respaldo. Además, brindan una gran comodidad al pequeño. Y tienen ruedas para su transporte, las cuales, para mayor seguridad, se pueden trabar para evitar que la trona se mueva cuando el niño está comiendo.

Pero su principal característica es que son plegables, como su nombre indica, lo que te permitirá ahorrar espacio y transportarla fácilmente. Otra gran ventaja de las tronas plegables, es que le servirán a tu bebé por lo menos hasta que cumpla los tres años, si no crece demasiado. Asegúrate, al comprar una, que tiene un arnés de cinco puntos de anclaje.

Trona evolutiva

La trona evolutiva es una de las más sofisticadas. Y, como puedes imaginar por el nombre, es la que se adapta al crecimiento y desarrollo del bebé. Así que le brindará seguridad y confort por mucho tiempo. Eso sí, ten en cuenta que es más cara que las mencionadas. Pero vale la pena por las muchas ventajas que tiene.

Además de adaptarse al desarrollo del niño con el paso del tiempo, vienen con un respaldo reclinable y sujetapies para un mayor comodidad. Y cuando ya no sirva como trona, puedes convertirla en silla. Cabe decir que está fabricada en madera, un material muy versátil y ecológico. Eso sí, debes instalarla bien, ya que de lo contrario no será segura.

Trona convertible

Las tronas convertibles tienen la gran ventaja de servir para que el niño haga muchas cosas, como por ejemplo comer, pintar, jugar, leer y más. Además, debido a los materiales en que están fabricadas y sus características, tienen una gran vida útil y le servirán al pequeño por lo menos hasta los 6 años.

Al igual que las evolutivas, las tronas convertibles sirven como sillas e incluso escritorios para los niños de entre 3 y 6 años. Sin embargo, no son tan atractivas y el asiento puede resultar algo incómodo para el pequeño, lo que para ti puede ser un inconveniente o no, según como lo veas.

Trona acoplable

Se podría decir decir que las acoplables son tronas de viaje, ya que resultan ideales para cuando llevas al pequeño fuera del hogar, por ejemplo a un restaurante o a casa de tus padres. Para que esto sea posible, constan de un asiento con arnés que se coloca sobre un silla convencional, a fin de que el niño alcance la mesa.

Otra cosa es que, como son inflables, son muy ligeras, casi no ocupan espacio y hasta las puedes llevar en el bolso. El único inconveniente es que no soportan más de 15 kilos, y debes asegurarte de que el seguro tenga una calidad excelente para que el niño no la vuelque. Si a la hora de comprar una tienes dudas sobre esto último, puedes ponerte en contacto y te la aclararemos.

Ahora que conoces los diferentes tipos de trona para bebé, y tienes claro cuáles son sus características, ventajas e inconvenientes, ya tienes una base para elegir la más adecuada. Así que no dejes de explorar nuestro catálogo y elegir la más adecuada para tu niño en este preciso momento. ¡Suerte!