Opiniones

Ofrezca una tarjeta de regalo

  

Protección del bebé

Filtros activos

Los primeros años de la vida de un hijo son cruciales y determinantes para el resto de su vida. Por lo tanto, debes procurar tener protectores para todo tipo de contingencia, incluso aquellas que parezcan imposibles o improbables que ocurran. Con un bebé nunca se sabe, son impredecibles, y por eso, no hay número de protectores suficientes.

Un bebé llega completamente desprotegido al mundo. Para sobrevivir esos primeros años, depende de los adultos por completo. Ellos pueden ser los mejores protectores del bebé, o proporcionar los mayores peligros. De tal modo que, en micochesito.es nos hemos dado a la tarea de reunir las mejores protectores para tu bebé. Con ellos, estará a salvo de cualquier contratiempo.

Vale aclarar también, que estos protectores están destinados mayormente para la época en que aún son bebés. Sin embargo, también los hay para los primeros años de vida del niño. Al mismo tiempo, algunos podrás utilizarlos desde su nacimiento hasta los 6 años. Elige sabiamente. Ten en cuenta que no hay una decisión incorrecta.

Cortinas y puertas protectoras

Las cortinas y puertas son de las medidas protectoras que son para proteger a tu bebé de peligros externos como pueden serlo las mascotas, objetos, el sol, viento o de otros niños, por poner algunos ejemplos. Aunque también pueden hacer función de barrera arquitectónica que evita que el bebé o niño pequeño escape de un espacio seguro.

Los materiales de las puertas y cortinas protectoras pueden ser varios, en dependencia de aquello que busquemos conseguir con ellas. En el caso de las cortinas o puertas de mallas protectoras, lo que se busca es que, el bebé que recién comienza a gatear o el niño que recién ha empezado a caminar, al chocar contra la puerta, no se golpee. El material suave y flexible de esta barrera evitará que el niño se haga daño.

Las barreras de madera, por su parte, son más resistente a los golpes o el tiempo. Son más duraderas de las de malla y pensadas para poder quedarse permanentes. Prestan mejor protección que las de malla.

Protectores giratorios para enchufes

Un bebé es un ser impredecible, por lo que necesitarás todos los protectores que puedas conseguir, entre ellos aquellos destinados a la protección eléctrica. Parte de la impredecibilidad de los bebés es gracias a su gran curiosidad. Y pocas cosas llaman más la curiosidad al niño que esos agujeros en la pared, que piden a gritos que metan sus dedos u objetos en su interior.

Por esa razón es que los protectores giratorios son la solución para la curiosidad de tu bebé. A diferencia de los extraíbles, estos no necesitan ser removidos del enchufe, sino que este puede utilizarse con los protectores. Solo deben girar las espigas y los orificios saldrán a la luz.

Protectores para bebé: Recaro Easy-Tech

Este es un dispositivo que se conecta a tu teléfono móvil a través de la aplicación RECARO KIDS. Estos protectores realizan un recordatorio acústico, visual y táctil cuando se aleja el coche con el bebé a bordo. Este dispositivo puede utilizarse en cualquier silla para niños.

Guía o agrupador de cinturón de seguridad

Esta es uno de los protectores más útiles para las sillas de seguridad de tu bebé. Su uso evita que tu bebé saque los brazos del cinturón de seguridad y se libere. Eso garantizará que puedas manejar confiado que ante cualquier accidente, frenado o cambio brusco de dirección, tu hijo no salga expedido de la silla de seguridad. Su uso es muy sencillo. Ni siquiera debes zafar las tiras de los cinturones para instalarlo.

Pulseras insecticidas anti mosquitos

Estas hermosas pulseras aromáticas poseen una pastilla elaborada con ingredientes naturales, como la citronela, protegerán a tus hijos de las picadas de los mosquitos. Poseen un aroma suave que no molestará al niño. Una vez que se ajusten a la muñeca o al tobillo, el niño estará protegido durante 15 días; tiempo en el que deberás cambiar la pastilla.

Está indicada para niños a partir de los tres años. Pueden llevarla todo el tiempo, incluso a la hora del baño, ya que es resistente al agua. También se puede llevar durante el sueño, ya que el material es fuerte y el niño puede moverse con tranquilidad durante la noche.

Protectores para bebé: Mosquiteros

En los tiempos de lluvia, el verano y en los países tropicales sobre todo, el mosquitero es uno de los protectores que primero se compran cuando se espera un bebé. Pero el mosquito y los insectos, en general, no son exclusivos de los países tropicales. Los mosquitos e insectos en general están diseminados por todo el planeta.

A pesar de que el nombre y su función principal es mosquitero, este protege al bebé de todos los insectos, sean benignos o malignos. Todos hemos escuchado hablar de enfermedades como el dengue, el zika, la fiebre amarilla y la chikunguya. Las cuatro son enfermedades que pueden llevar a la muerte o dejar secuelas y son transmitidas por la picadura del mosquito.

El otro insecto que puede ser potencialmente peligroso es la abeja. Cuya picada, además de ser dolorosa, puede desencadenar una respuesta alérgica como la anafilaxis.

De ahí que el mosquetero sea uno de los protectores más utilizados en el mundo para proteger a los bebés durante el sueño. Con ellos, tendrás un 100% de certeza que ningún insecto se acercará a tu hijo.

Protectores para bebé: Barandillas para la cama

Una de las principales características del sueño de los niños pequeños es la hiperactividad durante el sueño. No son pocos los niños que se han caído de la cama o golpeado al padre que esté durmiendo con él. De ahí la importancia estos protectores para las camas de tus bebés.

Con estas barandillas evitarás que tu hijo, al rodarse durante el sueño, caiga de la cama. Además, la malla protectora evitará que se dé un golpe fuerte al chocar con la barandilla.

Estos protectores, aunque no son para bebé, sino para niños más grandes, que ya duerman en cama, no quiere decir que no pueda utilizarse en bebés. Estas barandillas son de fácil instalación y desinstalación. Además, tienen correas extensibles para evitar el desplazamiento.

Al pasar el tiempo de uso, podrás lavar la funda. Esta se puede retirar con facilidad.